Colágeno: la proteína para la juventud eterna, conoce su importancia

Antes de hablar de algo importante para el cuerpo humano es bueno conocer qué es el colágeno y cómo funciona.

1- ¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una proteína dura, insoluble y fibrosa. Esta proteina constituye un tercio de las proteínas en el cuerpo humano. Este se produce en todo el cuerpo, pero especialmente en la piel, los huesos y los tejidos conectivos. Algunos tipos de fibrillas de colágeno, gramo por gramo, son más fuertes que el acero. ¿Increíble no?


2- Características

El colágeno proporciona altos niveles de los aminoácidos utilizados para construir el tejido óseo y articular.

El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo humano. Esta se encuentra en los huesos, músculos, piel y tendones. Es la sustancia que mantiene unido el cuerpo. El colágeno forma un andamio para proporcionar fuerza y estructura.

También desempeña un papel importante en la sustitución y restauración de las células muertas de la piel. Y como casi con todo lo que tiene que ver con nuestro cuerpo, con la edad, el colágeno se debilita, dando lugar a arrugas y problemas de cartílago.


Algunos colágenos actúan como cubiertas protectoras para órganos delicados en el cuerpo, como los riñones. Con la edad, el cuerpo produce menos colágeno. La integridad estructural de la piel disminuye. Y como decíamos, aparecen las arrugas y el cartílago articular se debilita.

Las mujeres experimentan una reducción drástica en la síntesis de colágeno después de la menopausia. A la edad de 60 años aproximadamente, una disminución considerable en la producción de colágeno es normal.

Una característica muy importante es que el colágeno es reabsorbible. Esto significa que puede descomponerse, convertirse y absorberse de nuevo en el cuerpo.

3- ¿Qué cosas dañan al colágeno?

Algunos factores pueden reducir los niveles de colágeno en el cuerpo. Evitarlos podría mantener la piel sana por más tiempo.

Estos factores son:

Alto consumo de azúcar: hay un proceso donde los azúcares en la sangre se unen a las proteínas para formar nuevas moléculas llamadas (AGEs). Los AGE dañan las proteínas cercanas y pueden hacer que el colágeno se vuelva seco, frágil y débil.

Fumar: muchos productos químicos presentes en el humo del tabaco dañan tanto el colágeno como la elastina en la piel.

Luz solar: los rayos ultravioleta en la luz del sol hacen que el colágeno se descomponga más rápidamente. Estos dañan las fibras de colágeno y causan acumulación anormal de elastina. Los rayos UV en la luz solar dañan el colágeno en la dermis y la piel se reconstruye incorrectamente, formando arrugas.

Trastornos autoinmunes: algunos trastornos autoinmunes producen anticuerpos contra el colágeno. Los cambios genéticos pueden afectar la matriz extracelular y el colágeno que se produce puede ser más bajo o puede ser colágeno mutado disfuncional.

El proceso de envejecimiento hace que los niveles de colágeno se agoten de forma natural con el tiempo. No hay forma de prevenir esto.

Evitar el tabaco y la exposición excesiva al sol y seguir un plan de alimentación y de ejercicio saludable puede ayudar a reducir el envejecimiento visible y proteger el colágeno. Esto mantendrá la piel, los huesos, los músculos y las articulaciones saludables durante más tiempo.



4- ¿Qué debemos comer para ayudar a la formación del colágeno?

Sabemos que los vegetales verdes son algunos de los alimentos más ricos en nutrientes del planeta para la prevención de enfermedades, pero también pueden ser una forma poderosa de prevenir la descomposición del colágeno.

Todos los vegetales verdes (como la espinaca, las algas verdes, rúcula, col rizada, lechuga, las judías verdes y el brócoli) contienen clorofila. Este es el pigmento que da a las plantas su vibrante color verde. Los estudios han demostrado que consumir clorofila aumenta el precursor del colágeno (procolágeno) en la piel.

La clorofila y los suplementos de clorofila líquida también han demostrado una fuerte actividad antioxidante contra el daño UV y los radicales libres de las toxinas que promueven el envejecimiento prematuro.

Frutas agrias

La vitamina C ayuda a “unir” los aminoácidos que se necesitan para formar colágeno, como la prolina, que lo convierte en un nutriente esencial en la fase de producción de pre-colágeno. Como antioxidante, la vitamina C también protege contra las toxinas que se encuentran en nuestro suministro de aire, alimentos y agua que contribuyen a descomponer el colágeno y dañar la capa interna de la piel.

La vitamina C también puede ayudar con la reparación y regeneración de las células de la piel, por lo que se recomienda comúnmente para la prevención de arrugas y se agrega a las producciones para el cuidado de la piel. Los cítricos se encuentran entre las fuentes más ricas de vitamina C, así que asegúrate de cargar tus batidos, aderezos para ensaladas y recetas de agua de vitaminas caseras con limón, lima, naranja y pomelo.

Huevos

Los huevos de gallina es otro de los alimentos que contienen colágeno en las membranas de la yema y la cáscara del huevo. De hecho, los suplementos de membrana de cáscara de huevo se han convertido en un remedio natural popular para mejorar la salud de las articulaciones debido a su contenido de colágeno.


Bayas

Las bayas contienen un nutriente llamado ácido elágico, que se ha demostrado que evita la degradación del colágeno por el daño de los rayos UV. Además de proteger contra los signos del envejecimiento, las bayas también pueden ayudar a producir colágeno. Al igual que los cítricos, las bayas son ricas en vitamina C, que como saben ahora, ayuda a unir aminoácidos específicos para la formación de colágeno.

Tomates

Los tomates son ricos en el antioxidante licopeno, que se ha demostrado que protege la piel del daño solar y evita la descomposición del colágeno. Los tomates contienen una variedad de antioxidantes (incluida la vitamina C), que protegen la piel a nivel celular, por lo que nunca está de más incluirlos en su dieta.

Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son una de las fuentes vegetales más ricas de zinc. Actúa como un cofactor para la síntesis de colágeno. Los estudios también han demostrado que tomar suplementos de zinc puede ayudar a ralentizar la tasa de degradación del colágeno, lo que sugiere que los alimentos ricos en zinc pueden hacer lo mismo.

El zinc también ayuda a acelerar la cicatrización de las heridas y a mantener las membranas celulares sanas, lo que hace que el zinc sea un nutriente imprescindible para la salud de la piel.

Otras fuentes de zinc basadas en plantas incluyen frijoles, espinacas, garbanzo, nueces, anacardos y almendras.

Aguacates

Los aguacates proporcionan vitamina E para ayudar a prevenir la descomposición del colágeno. También proporciconan grasas saludables para mejorar la salud de las células de la piel. Un estudio realizado en ratas alimentadas con una dieta con aceite de aguacate mostró un aumento significativo en el colágeno soluble. Esto sugiere que también puede ayudar a aumentar la producción de colágeno en humanos.

Ajo

Puede valer la pena soportar el aliento de ajo a cambio de una piel más joven.

El azufre es un mineral  que ayuda a sintetizar y prevenir la descomposición del colágeno. El ajo y sus primos, chalotes, puerros, cebolletas y cebollas son las mejores fuentes dietéticas de azufre, así que no temas agregarlos a tus recetas generosamente.

Semillas de chia

Las semillas de chía son una excelente fuente de ácidos grasos esenciales omega-3 a base de plantas. Como recordamos, estas grasas saludables contribuyen al antienvejecimiento al formar células sanas de la piel y proporcionar humedad a la piel, lo que crea una apariencia suave y flexible desde adentro hacia afuera.

Los pescados como el atún y el salmón están cargados con ácido graso omega-3. Las células de la piel están rodeadas por una membrana grasa que las protege. Cuando las células están sanas, son capaces de soportar la estructura de la piel.

Soja

Bloquea el envejecimiento: ya sean fuentes de leche de soja, queso o tofu, la soja contiene hormonas vegetales que actúan como antioxidantes, lo que estimula la producción de colágeno y ayuda a bloquear las enzimas que envejecen la piel.

Batata o boniato

Al comer solo una batata horneada, puedes obtener seis veces más del valor diario de vitamina A. Con esto podrás mantener la piel y las articulaciones sanas. La vitamina A realmente se enfoca en los mensajes nucleares para alentar a su cuerpo a producir colágeno. Te ayudará a restaurar más colágeno.

La vitamina A también es compatible con el crecimiento celular y juega un papel crucial en la formación normal y la preservación de los órganos del cuerpo.  Además de la batata, la vitamina A se encuentra en las zanahorias, melones y mangos.

Prueba esto: agrega el puré de batata a un batido para obtener una bebida cremosa. Esta bebida es deliciosa mezclada con bananas congeladas y un toque de nuez moscada o canela.

Pavo magro

Muchos aminoácidos esenciales están involucrados en la producción de colágeno. Por esta razón, es importante consumir suficiente proteína, que está hecha de aminoácidos. Los tres aminoácidos más comunes implicados en la síntesis de colágeno son la prolina, la glicina y la lisina.

La lisina es un aminoácido esencial. Nuestro cuerpo no puede sintetizarla de forma natural, por lo que debemos obtenerla de los productos alimenticios. Si eres vegetariano, puedes obtener lisina de fuentes que no son animales, como la soja, especialmente el tofu, y los anacardos.

Semillas de girasol

Solo 28 gr de semillas de girasol tostadas secas proporciona el 37% de su dosis diaria de vitamina E. Otras buenas fuentes de vitamina E incluyen aceite de germen de trigo, almendras, avellanas y mantequilla de maní.

Prueba esto: espolvorea un puñado de semillas de girasol sin cáscara en una ensalada de atún para obtener un crujido adicional.

Como otra opción también puedes adquirir suplementeos de colágeno y así combinarlos con una dieta adecuada.

En resumen: 

  • Bebe agua
  • Aliméntate saludablemente
  • Cuídate del sol, protege tu piel de los rayos ultravioletas.
  • No fumes

Fuente: https://www.medicalnewstoday.com/articles/262881.php


Deja un comentario