Estresada? He aquí lo que necesitas saber

Aunque normalmente asociamos el estrés a algo negativo y es del que tratará este artículo. Es importante hacer la aclaración de que el estrés puede ser bueno o malo. Un artículo de wikipedia nos explica las diferencias:

  • Estrés positivo: es un proceso natural y habitual de adaptación, que consiste en una activación durante un período corto de tiempo con el objetivo de resolver una situación concreta que requiere más esfuerzo.
  • Estrés negativo: es aquel que supera el equilibrio del organismo causándole fatiga, mayores niveles de ansiedad, de irritabilidad y de ira. El estrés mantenido puede provocar la aparición de consecuencias físicas, debidas al aumento del gasto de energía, una mayor rapidez de actuación, menor descanso del necesario y el consiguiente agotamiento de las fuerzas.​
El estrés es un concepto que ha tomado mucha fuerza en las últimas 2 décadas (a pesar de que se viene estudiando desde hace casi un siglo ya). Y es que cada vez más, todas nuestras actividades diarias nos hacen vivir en este estado. La velocidad a la que vivimos, la presión a la que estamos expuestos permanentemente hace que nadie esté ajeno -salvo alguna extraña excepción- al estrés.

Vivimos corriendo. Para llevar a los niños al colegio y llegar a tiempo a nuestros trabajos. La salida del colegio casi nunca coincide con nuestra jornada laboral, otra cosa que resolver a diario.
En nuestros trabajos siempre a contrarreloj para lograr lo que nos piden (o exigen tal vez sea más apropiado).

Tener todo en orden en nuestros hogares, las compras, cocinar, los quehaceres domésticos, que las cuentas no lleguen a su vencimiento, y un largo étc. Y que no se nos rompa un electrodoméstico! Nos saca por completo de nuestro presupuesto.

Además siempre hay algún familiar o amigo que necesita de nuestra atención y necesitamos combinar todo eso con encontrar un tiempo para estar con nuestros hijos y/o pareja.
¿Tiempo para nosotros? ¿qué es eso? Normalmente es lo primero que eliminamos.

Síntomas del estrés

Cuándo nos encontramos bajo presión nuestro cuerpo responde para que podamos resolver el problema que tengamos delante nuestro de la mejor manera. El problema es que no podemos estar bajo presión de manera constante. Ahí es cuando empezamos a convertir eso bueno en algo negativo. Los síntomas del estrés pueden llegar a ser devastadores para nuestra salud si no prestamos atención a ellos y hacemos algo para contrarrestarlos. Aquí los enumeramos:
  • Sistema digestivo: Dolor de estómago debido a que se vacía más lentamente después de las comidas. También se incrementa la actividad del colon, lo cual puede producir diarrea.
  • Obesidad: Aumento del apetito, lo cual contribuye al incremento de peso. El sobrepeso o la obesidad conlleva un riesgo de contraer diabetes o enfermedad cardiovascular.
  • Sistema inmunitario: Debilitamiento del sistema inmunitario y, por consiguiente, puede sufrir más resfriados y otras infecciones.
  • Sistema nervioso: Ansiedad, depresión, pérdida de sueño y falta de interés en actividades físicas. La memoria y la capacidad de decidir pueden verse afectadas.
  • Sistema cardiovascular: Aumento de la presión sanguínea, frecuencia cardíaca y grasa en la sangre (colesterol y triglicéridos). También elevación del nivel de glucosa en la sangre especialmente de noche, y aumento del apetito. (Todos esos efectos son factores de riesgo para enfermedades cardiacas, aterosclerosis, derrames, obesidad y diabetes.)

Cómo verás, nos afecta de diversas maneras, además de estar vinculado también a la depresión y ser el comienzo para diferentes trastornos mentales.

Eliminar el estrés de nuestra vida podríamos decir que es casi imposible, siempre vamos a vivir alguna situación que nos ponga bajo presión. Lo importante es que sepamos como combatir el estrés y saber aprovechar los beneficios de este.

Cómo combatir el estrés

Por suerte hay muchas cosas que podemos hacer para combatir el estrés. Primero que nada evaluar qué cosas hay en nuestra vida que nos generan estrés. Luego, ¿cuáles de esas cosas podemos eliminar por completo?

Por supuesto habrán cosas que no podemos eliminar ni cambiarlas. Por ejemplo si nuestro trabajo nos genera estrés, no siempre es tan fácil cambiarlo ya sea porque nos remunera bien o simplemente es a lo que nos dedicamos.
También está el caso de una pérdida o enfermedad familiar o infinidad de cosas que suceden y que no son “eliminables”.
Entonces ¿que podemos hacer?

1. Hacer ejercicio

La misión de Superar Fitness es ayudar a la gente a superar todos sus desafíos por medio del ejercicio físico y una vida saludable. Aunque suene raro, esto es posible. No quiere decir que, por ejemplo, haciendo ejercicio vamos a resolver nuestros problemas financieros. Pero los beneficios del ejercicio son tan amplios que, por ejemplo, nos ayudan a pensar mejor, estar más concentrados y ser más creativos. Nuestra actitud es mucho más positiva y desde esta perspectiva muchas veces encontramos soluciones a problemas que desde la negatividad no las vemos. No podemos describir todos los beneficios del ejercicio aquí pero te alentamos enfáticamente a que puedas leer este blog que hemos escrito acerca de esto. Porque realmente ninguna persona capaz de hacer ejercicio debería de perderse de estos beneficios.

2. Caminar

Aunque los beneficios son prácticamente los mismos que los de hacer ejercicio, lo separamos porque caminar debería ser algo más que hacemos para combatir el estrés. Caminar cada vez que podamos y durante ese momento distraernos de nuestras preocupaciones. Una técnica muy sencilla es contar nuestros pasos mientras caminamos o cantar nuestra canción preferida.

3. Dormir bien

Cómo nos sentimos durante el día se basa, en gran parte, en cómo dormimos de noche. El estrés puede llegar a traernos problemas para dormir. Así que hacer cosas para tratar de descansar mejor se convierte en otra forma de combatir el estrés. Aquí te dejamos 5 consejos que puedes seguir para dormir mejor.

4. 100% agua – 0% café

Sí alguien te dijera: “hey, tengo un secreto para verme reluciente por fuera y estar súper saludable, además es muy económico y extremadamente fácil de hacer”. ¿No querrías ponerlo en práctica ya mismo? Tomar agua. Es de las mejores cosas que podemos hacer por nuestra salud y ayuda a combatir el estrés. A su vez, evitar el café, el té, y otras sustancias que pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra salud como el tabaco y el alcohol, ayudará significativamente con el manejo del estrés.

5. Comer bien

Con comer bien me refiero a balanceado. No comer en exceso y evitar alimentos que nos provoquen acidez como los fritos ayudan a combatir el estrés. Te puede interesar nuestro artículo sobre la alimentación balanceada.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad y ayudado a pensar qué cosas puedes cambiar o empezar a hacer para bajar el nivel de estrés en tu vida.

Si aún no lo haces, te alentamos a comenzar a hacer ejercicio con nosotros. Y si te gustó el artículo que puedas compartirlo y ayudar a alguien que esté bajo mucho estrés negativo.


Deja un comentario